5 consejos para adelgazar de forma segura

Antes de empezar cualquier tipo de dieta es muy importante tener en cuenta una serie de factores que nos ayudarán a perder peso de manera segura:

1. Plantéate objetivos realistas

Todos conocemos nuestro cuerpo y sabemos hasta dónde podemos llegar. Si eres de las personas a las que le cuesta perder peso no servirá de nada que te plantees objetivos inalcanzables. Lo único que conseguirás es agobiarte y querer dejar la dieta así que es mejor ir poco a poco pero dando pasos firmes. Conocer tu IMC te puede ayudar a saber el recorrido que debes hacer hasta conseguir tu peso ideal y te ayudará a fijar etapas. Puedes calcularlo aquí.shutterstock_142032667

2. Sigue los consejos deun especialista

A muchas personas les ayuda seguir una dieta pautada por un nutricionista. No solo te ayudará a diseñar los menús semanales sino también a ponerte objetivos que se adapten a tu estilo de vida. Con el método Lipodieta siempre estás bajo supervisión médica, y puedes encontrar a tu médico haciendo clic aquí.

3. Bebe al menos 2 litros de agua al día

Seguro que sabes que debes beber al menos 2 litros de agua al día o, lo que es lo mismo, 8 vasos diarios. Beber un vaso de agua 10 minutos antes de una comida ayuda a no llegar a ella con tanta ansiedad. Además, el agua ayuda a depurar el organismo y metabolizar las grasas y contribuye a combatir la retención de líquidos. Recuerda que con Lipodieta D-Tox también ayudas a eliminar la retención de líquidos y es una muy buena excusa para aumentar la ingesta diaria de agua (ya que debe mezclarse con ella).

4. La clave de las cinco comidas

Puede parecerte un mito pero es cierto. Es mejor hacer cinco comidas diarias de pequeña o mediana cantidad que pegarte un banquete al día. No te olvides de que el desayuno es el mejor momento para ingerir los hidratos ya que podemos quemarlos a lo largo del día. Por la noche, sin embargo, prepárate una ensalada con hortalizas de temporada y algo de proteína (recuerda seguir las indicaciones de tu médico de acuerdo a la fase del método Lipodieta en la que estés). Puedes encontrar muchas recetas en este blog: Recetas Dieta Fase A, Recetas Dieta Fase B y Recetas Dieta Fase C.

5. Haz ejercicio de manera regular

No estamos hablando de que puedas hacer una maratón de un día para el otro. Solo yendo a caminar una hora diaria podrás quemar calorías. Caminar es un ejercicio que todos podemos hacer y que además de ayudarnos a adelgazar nos ayuda a relajarnos y a desconectar del estrés diario. Te damos varias ideas sobre ejercicios aquí.

Y recuerda que en caso de querer empezar una dieta efectiva, segura, rápida y bajo supervisión médica puedes contactar con nosotros escribiéndonos a info@lipodieta.com o llamando al 966 444 931.

Qué comer en verano

Con la llegada del verano y el calor, nuestro cuerpo necesita aporte extra de agua, minerales, antioxidantes y vitaminas para poder seguir desarrollando una actividad normal sin sufrir las consecuencias de la pérdida de estos elementos de nuestro organismo debido, como comentábamos y en su mayor parte, al calor y la deshidratación.

Es por ello que, durante el verano, debemos cuidar más nuestra alimentación y conseguir restaurar el equilibrio en nuestro cuerpo, tanto por dentro como por fuera.

Qué comer en verano

Para lograr ese equilibrio la madre naturaleza nos pone las cosas sencillas, acercando a nuestra alimentación productos típicos de meses estivales, como frutas y verduras ricas en agua, vitaminas, minerales y todo lo que nuestro organismo (o gran parte de ello) necesita en su día a día.

En mercados, fruterías y supermercados, podremos encontrar los típicos alimentos veraniegos: melón, sandía, cerezas, hortalizas y tomates para poder elaborar un rico y nutritivo gazpacho, pescado, y un largo etcétera.

Con una dieta rica en frutas y verduras aportaremos a nuestro organismo una fuente muy importante de nutrientes para nuestra piel, manteniéndola hidratada y logrando frenar los ataques del sol sobre ella.

Es cierto que la fruta es necesaria durante todo el año y no solamente durante los meses de verano, pero si bien también está demostrado científicamente que las frutas contienen un porcentaje de agua más elevado en esta época del año. Y esto, nuestro cuerpo lo agradecerá.

No debemos pensar que por el solo hecho de comer fruta estaremos lo suficientemente hidratados, es por ello que lo deberemos complementar con la ingesta de líquidos de manera abundante, ya que nuestro cuerpo los pierde de manera muy acelerada debido al calor.

Con todos estos alimentos, podrás elaborar unas ricas recetas como las que tenemos en nuestro blog. Haz clic aquí (Recetas Dieta Fase A), aquí (Recetas Dieta Fase B) y aquí (Recetas Dieta Fase C) para verlas y… ¡empieza a disfrutar de platos sanos, frescos e hidratantes!

RECUERDA que si estás siguiendo el método Lipodieta y estás en la Fase A, no puedes ingerir ninguna fruta hasta que tu médico no te autorice el cambio de fase.

Disfruta del verano haciendo ejercicio

Es normal estar deseando la llegada de las vacaciones para hacer un paréntesis en nuestro día a día, descansar y reponer pilas.

Pero no debemos olvidarnos de que, aún sin cometer excesos, el verano es una de aquellas épocas del año en la cual podemos ver cómo nuestro volumen corporal aumenta debido a que dejamos de practicar deporte, mantenemos una rutina más sedentaria y consumimos más alimentos calóricos (alcohol, helados, comida rápida, etc) que no quemamos durante el día.

shutterstock_156243773Es por ello que os queremos explicar varias propuestas para hacer deporte y quemar ese extra de calorías sin apenas daros cuenta y mientras disfrutáis del verano, ya que muchos de estos ejercicios son típicas acciones de época estival.

A continuación os mostramos algunas de ellas:

  • Nadar: si vas a la playa o a la piscina, normalmente acabarás dándote un chapuzón y nadando un poco. Debes saber que nadar es uno de los deportes con los que más calorías se quema, ya que se calcula que dentro del agua nuestros músculos realizan 5 veces más esfuerzo que fuera de ella. 1 hora nadando, a un ritmo suave, equivale a 500 calorías quemadas.
  • Senderismo: si eres más de paseos bajo los árboles y por caminos forestales, también es un buen momento para eliminar calorías. Caminar por senderos con cambios de desnivel durante 1 hora pueden hacernos eliminar unas 450 calorías.
  • Bicicleta: la bicicleta, además de ser un medio de transporte típico en verano, es una gran aliada para combatir esos pequeños excesos que se van cometiendo casi sin darnos cuenta. Un paseo de 60 minutos pedaleando suponen 350 calorías menos en nuestro cuerpo.

Además de todas estas opciones, si estás visitando a pie un pueblo o ciudad, también estás favoreciendo la eliminación de calorías, ya que mientras tomas fotos o visitas monumentos irás quemando unas 150 calorías por hora.

Desde Lipodieta queremos recordarte que aún estando de vacaciones no debes olvidar hacer una dieta equilibrada y beber mucha agua para mantenerte siempre bien hidratado.

Y un consejo: si a tu botella o botellín de agua le añades Lipodieta D-Tox, te estarás hidratando a la vez que consigues drenar toxinas y eliminar de forma más efectiva los líquidos retenidos por tu cuerpo.

Si has encontrado interesante esta información, te recomendamos este post: http://www.lipodieta.com/blog/hacer-deporte-en-verano-y-con-calor/ en el que encontrarás más información acerca de la práctica del deporte en los meses de verano.

En verano, ¡un buen helado!

Cuando llega la temporada de calor y especialmente el verano, se da por empezada oficialmente la temporada de helados. Y es que comer helados en verano es un capricho al alcance de todos, tanto niños como adultos, y aunque hoy en día los podemos comer en cualquier época del año, gracias a su poder refrescante, son estos los meses en los que más helado se consume en nuestro país.

A la hora de comernos un apetecible helado debemos tener en cuenta todo lo que le aportará a nuestro organismo; saludable y perjudicial prácticamente a partes iguales.

Helado de frutasSi durante el verano solemos realizar una vida más bien sedentaria, debemos tener presente que los helados son una fuente elevada de carbohidratos. Nos aportarán energía pero deberemos quemarla, por ejemplo, dando largos paseos, nadando, haciendo ejercicio en casa o en el gimnasio, etc.

Además de los carbohidratos, los helados son ricos en grasas saturadas, azúcares y lactosa, que si las consumimos en altas cantidades pueden afectarnos al colesterol aumentándolo sustancialmente.

Especial cuidado deben tener todas aquellas personas intolerantes a la lactosa ya que la gran mayoría de los helados está elaborado a base de lactosa, lo cual puede provocarnos malestar y problemas digestivos.

¡Pero no todo es perjudicial!

Los helados son una fuente de minerales, con un alto contenido en calcio y fósforo, algo que ayudará al mantenimiento de nuestros huesos.

También contienen muchas vitaminas, entre las que podemos encontrar del tipo A, C, D y E ademas de la vitamina K que es muy importante para la salud de nuestra sangre.

Para intentar minimizar los contras de comer helado, os damos una serie de consejos:

  • Sabores con frutas: la mayoría de helados que contienen frutas (mango, fresa, plátano, limón o coco, entre otros) engordan mucho menos que los formados a base de chocolate y otros dulces. Así que intentaremos elegir sabores frutales.
  • Naturales, mucho mejor: son muchas las heladerías que ofrecen helados elaborados de forma artesanal y natural, sin aditivos ni sabores artificiales. Este tipo de helado engorda muchísimo menos que los elaborados y envasados en fábricas.
  • Helado pequeño, dos veces bueno: no es necesario comerse el helado más grande de la heladería. Si los tomamos en pequeñas cantidades el volumen de calorías que acabará en nuestro cuerpo será mucho más reducido y aún así seguiremos disfrutando de este apetecible manjar.
  • Hecho en casa: hay infinidad de recetas para hacer helados de manera casera y en apenas 10 minutos. Podremos hacerlos de nuestro sabor favorito (sin olvidarnos de las frutas) y nos estaremos asegurando al 100% que está libres de aditivos, colorantes y conservantes, algo beneficioso para nuestro organismo.

Desde Lipodieta queremos que disfrutes al máximo del verano sin excesos y sin poner en riesgo tu salud.

Si deseas información puedes ponerte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.

La fibra en nuestra alimentación

Incorporar fuentes ricas en fibra a nuestra alimentación es un acto saludable para nuestro organismo, facilitando todo el tránsito digestivo.

Los alimentos ricos en fibra deberían estar presentes en nuestra alimentación diaria, indistintamente de si estamos realizando una dieta o no, ya que nos aportará muchos beneficios, sobre todo al regular nuestra digestión y la evacuación.

fibraEn nuestro día a día podemos encontrar alimentos ricos en fibra, los cuales se dividen en dos tipos: insoluble y soluble. Os los explicamos a continuación:

Soluble: Este tipo de fibra, tal y como indica su nombre, se disuelve en el agua. Ofrece una gran sensación de saciedad, evitando sobrealimentarnos en exceso y manteniendo el apetito a raya. Suele ser el tipo de fibra más aconsejable para las dietas o para controlar el peso, pero no todo lo que reluce es oro… Al ser fibra soluble, puede absorber los ácidos gástricos lo cual conlleva a la irritación de la mucosa intestinal, reteniendo la absorción de nutrientes por parte de nuestro organismo.

Podemos encontrar fibra soluble en alimentos como las legumbres, verduras y frutas. También se encuentran en algunos cereales como la cebada, la avena y el centeno.

Insoluble: Es la fibra que nos encontramos en la gran mayoría de cereales integrales. Este tipo de fibra tiene el poder de absorber el agua en vez de disolverse en ella, provocando de este modo el aumento de su volumen. También aumenta el volumen de las heces, las ablanda y facilita su expulsión. 

Una de las mejores características de la fibra insoluble es su gran poder de absorción sobre líquidos y lo más importante, sobre tóxicos nocivos para nuestro organismo. Como curiosidad os diremos que la fibra insoluble al no poder ser atacada por nuestra flora intestinal, no fermenta. Esto se traduce en la no “producción” de gases por parte de nuestro estómago.

Nuestros complementos Lipodieta Diet21a sabor cacao y Lipodieta Diet21a sabor vainilla contienen una importante cantidad de fibras insolubles como la Inulina (glucosaminoglicanos), que favorecen el tránsito intestinal mejorando el estreñimiento y además tienen un efecto saciante.

Ante todo queremos remarcar la importancia de una dieta saludable y, a poder ser, rica en fibra ya que favoreceremos la digestión y absorción de todos los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo así como la expulsión de los no tan necesarios y perjudiciales.

En el apartado de recetas de nuestro blog podrás encontrar una gran variedad de alimentos ricos en fibra con los que ayudarás a tu cuerpo a mantenerse sano por dentro y por fuera. Puedes consultarlas haciendo clic aquí.

La importancia de beber agua

Por todos es bien sabido que es muy importante mantener el cuerpo hidratado durante todo el día. Lo que algunos desconocen es por qué debemos beber unos 2 litros de agua al día.

Comencemos por recordar que nuestro cuerpo está formado por un 60% de líquido, aproximadamente, lo que convierte al agua en un nutriente esencial para nosotros y algo indispensable para que nuestro organismo funcione correctamente.

Beber aguaAdemás de todos estos datos, hay una situación muy importante en la que el agua es nuestra aliada: la pérdida de peso.

Aunque hay muchos mitos y leyendas urbanas que aseguran que el agua no engorda y tampoco nos hace adelgazar, esto segundo no es del todo cierto, sino que más bien todo lo contrario.

El agua es un depurativo natural para nuestro organismo. Gracias a ella se eliminan toxinas y grasa ya que incrementa el consumo de calorías de nuestro cuerpo durante el día.

Por contrario que parezca, beber 2 litros de agua al día nos ayuda a eliminar líquidos, evitando la retención y logrando luchar con mayor efectividad contra este factor, uno de los más determinantes a la hora de ganar peso.

En Lipodieta además disponemos de un producto ideal para luchar contra la retención de líquidos. Lipodieta D-Tox.
Elaborado a base de un concentrado de plantas, ayuda a depurar nuestro organismo de toxinas, produce un efecto antioxidante y combinado con una dieta equilibrada y con el consumo adecuado de agua, anteriormente mencionado, favorece la eliminación de líquidos por parte de nuestro organismo.

Si deseas más información sobre Lipodieta D-Tox u otros productos Lipodieta, puedes ponerte en contacto con nosotros haciendo clic aquí o llamando al 966 444 931.

Conoce el método Lipodieta

Lipodieta es un método de adelgazamiento con el que se pierde peso de manera segura, efectiva y sin poner en riesgo la salud.

Es un método saludable ya que se ingieren alimentos tales como verduras y proteínas naturales provenientes del queso, la carne, el pescado, etc. Y se acompañan de la toma del complemento alimenticio Lipodieta Diet21a.

Con el método Lipodieta perderás peso eficazmente sin sustituir comidas, pudiendo perder hasta 7kg. en tan solo 21 días gracias a una dieta totalmente personalizada con la que disfrutarás de comidas variadas. Con el método Lipodieta no pasarás hambre.

lipo_ventajas

Te recordamos que puedes encontrar un amplio abanico de posibilidades culinarias dentro de este mismo blog.

El método Lipodieta se realiza en todo momento bajo un estricto control médico. Antes de empezar la dieta se realiza un examen completo, un análisis de sangre, un electrocardiograma, plicometría e impedancia. Todo ello para determinar que el método es idóneo para el/la paciente.

Además de todos los beneficios del método Lipodieta a la hora de perder peso, hay que sumarle que con este tratamiento se elimina el riesgo de flacidez, algo común al disminuir el volumen de grasa de ciertas partes de nuestro cuerpo. Podríamos llamarlo la liposucción natural.

La reducción de la celulitis, así como evitar su formación, es otra de las grandes ventajas que desmarcan a este tratamiento sobre otras dietas o tratamientos médico-estéticos.

Para empezar el método Lipodieta, lo primero que debes hacer es localizar un médico que pueda realizarte una valoración y supervisar el tratamiento. Para encontrarlo dirígete a nuestra página “Busca tu médico” y selecciona tu ciudad.

Y como queremos que todo el tratamiento sea cómodo, te facilitamos comprar los complementos Lipodieta. Muy sencillo: una vez dispones de la receta médica (necesaria para Lipodieta Diet21a vainilla o cacao), facilitamos el proceso de compra a través de nuestra tienda onlinePodrás pagar contrareembolso, mediante PayPal o con tarjeta de crédito y te lo enviamos a tu domicilio o puedes pasar a recogerlo por cualquier oficina Seur, lo que tú prefieras.

Si deseas más información sobre el método Lipodieta o deseas que te resolvamos alguna duda, puedes ponerte en contacto con nosotros escribiendo a info@lipodieta.com o llamando al 966 444 931.

Guisante rehogados con daditos de jamón

60gr de guisantes congelados, 1 diente de ajo, 1 hoja de laurel, ½ cebolla picada, 40gr jamón en daditos, AOVE.

En una sartén marcar los daditos de jamón con unas gotitas de AOVE.

Añadir la cebolla picada y el ajo, dejar que poche unos minutos con la sartén tapada.

Incorporar los guisantes, la hoja de laurel y un poquito de agua.

Tapar y dejar que cuezan. Servir.

Cuscús vegetal

50gr de cuscús, ½ pepino, 1 tomate, ½ cebolleta, hojas de menta, hojas de perejil, zumo de limón, AOVE.

Hervir 50ml de agua con unas gotitas de AOVE (para preparar el cous-cous siempre empleamos la misma cantidad de agua o caldo que de sémola). Cuando empiece a hervir volcamos el agua en el bol donde tengamos los 50gr de cuscús, tapar y dejar reposar unos 15 minutos.

Preparar los vegetales bien picaditos. Mezclar todo y aliñar con unas gotas de zumo de limón o vinagre de manzana y AOVE. Servir.

Alubias pintas estofadas

40gr alubias pintas o 120gr alubias pintas cocidas. Si son cocidas, lávelas y reserve. Si son secas deberá ponerlas a remojo el día anterior y tener en cuenta que el tiempo de cocción es largo unos 45 minutos.

¼ cebolla, 2 dientes de ajo, ½ zanahoria, 1 hoja de laurel. Limpiar y cortar la cebolla y la zanahoria en daditos. En una olla colocar las alubias con las hortalizas, los 2 ajos enteros y el laurel. Cubrir con agua y dejar cocer a fuego medio hasta que estén tiernos todos los ingredientes.

Si veis que se queda sin agua podéis añadir más o emplear caldo de verduras en vez de agua. Una vez cocidas rectificar de sal y servir.