Ventajas

Bajo estricto control médico

La obesidad y la grasa localizada no son solo un problema estético. Estas influyen directamente en la salud de la persona que las padece. Por eso es muy importante que el tratamiento de adelgazamiento esté supervisado y controlado por un médico experto en dietología y nutrición.

Pérdida de peso rápida

Gracias al método Lipodieta se produce una pérdida de peso rápida con una dieta variada, rica en vegetales y proteínas y complementada con aminoácidos de alta calidad biológica.

Sin pasar hambre, sin ansiedad

Durante el proceso no se pasa hambre ni se sufren cambios anímicos gracias a los complementos dietéticos específicos. Se afronta la dieta con un ánimo excelente, sin ansiead ni nerviosismo. Esto hace que seguir la dieta sea fácil y que se obtengan resultados inmediatos.

Sin sustituir comidas

Sin sustituir comidas ni empleando nutrientes sustitutivos de comida natural. Esto hace que tu vida social no se vea limitada ya que podrás ir a restaurantes o a comidas familiares.

Mejora la celulitis

Mejora la flacidez y la celulitis, así como la grasa localizada, ya que el 98% de la pérdida de peso se concentra en la grasa corporal, es decir, se pierde tejido graso, pero se conserva la masa muscular.

Sin efecto rebote (yoyó)

La dieta rica en proteínas activa el metabolismo corporal lo que se traduce en un mayor gasto energético y, por consiguiente, más dificultad para volver a ganar peso.

Programa totalmente personalizado

Cada paciente es tratado de forma individualizada, tanto a nivel de dieta como de las pruebas complementarias que el médico pueda precisar. El médico acoplará la dieta tanto a tus gustos como a tus necesidades.