Las propiedades del Kiwi

Seguimos la serie sobre los alimentos y sus beneficios que iniciamos hablando del brócoli pero hoy le toca el turno a una fruta de temporada.

Es por todos sabido que las frutas en general son beneficiosas para nuestro organismo pero, ¿conocemos todas sus propiedades?

En el post de hoy desgranamos las propiedades y los beneficios del kiwi.

El kiwi es el fruto de una planta trepadora (y no un árbol, como la mayoría creíamos) originaria de Asia y cuyo nombre original es Actinidia deliciosa.

1280px-Actinidia_deliciosa_13_R

Destaca por su piel marrón recubierta de una capa de pelaje y un interior verde brillante e intenso junto al que encontramos sus semillas, unas pepitas de tonalidad negra en torno a un corazón blanquecino.

La mayor, pero no única, propiedad del kiwi es su elevado contenido de vitamina C. Para que os podáis hacer una idea, un kiwi tiene más del doble de vitamina C que una naranja.

A la vitamina C que encontraremos en su interior debemos sumarle la vitamina E, lo que nos aporta una fuente muy elevada de antioxidantes para nuestro cuerpo, manteniendo nuestras células jóvenes y sanas, además de ser un analgésico natural con el que reduciremos los síntomas de resfriados y acortaremos el tiempo de recuperación física.

descarga

Su contenido en agua y potasio y su bajo aporte calórico hacen de este fruto un alimento ideal para acompañar a nuestra dieta y contribuir a la pérdida de peso.

Su alto contenido en fibra nos ayudará a regular y mejorar nuestro tránsito intestinal, favoreciendo la digestión y evitando el estreñimiento. El kiwi es una de las frutas más digestivas que hay.

Al contener ácido fólico ayuda a prevenir y mejorar las anemias y reduce el riesgo de fallos cardiovasculares.

Conociendo ya sus puntos fuertes, llega la hora de los contras; y es que el kiwi y sobre todo su piel, suele ser un alérgeno frecuente.

Contienen la enzima proteolítica actidina, tóxica para las personas alérgicas a estas. Dicha enzima también la contienen las piñas o las papayas, así que si eres alérgic@ estas dos frutas, no deberías comer kiwis.