Tipos de cuerpo, tipos de grasa acumulada

Una de las ventajas principales del método Lipodieta es que es una dieta personalizada. Partiendo de la base de que el objetivo es perder peso, cada paciente puede tener unas necesidades diferentes y un objetivo diferente que alcanzar en cuanto a kilos se refiere.

También hay que tener en cuenta que hay diferentes tipos de cuerpo -en cuanto a forma-, y que, según el tipo de morfología, la grase puede acomularse en sitios diferentes.

Principalmente existen 3 tipos de cuerpos femeninos

CUERPO DE MANZANA: Este tipo de cuerpo acumula la grasa en la parte de arriba, principalmente en el abdomen y/ ó también en todo el cuerpo parejo.

El cuerpo de manzana cuando está con mucho soprepeso tiene mayor probabilidades de generar enfermedades cardiovasculares, hipertensión, etc. es el tipo de cuerpo con más riegos en cuestiones de salud.

CUERPO DE PERA: Este tipo de cuerpo acumula la grasa principalmente en los glúteos, caderas y piernas. Es el cuerpo promedio de las latinas, cuando tiene sobrepeso le es muy fácil de adelgazar, es el tipo de cuerpo que se regula fácilmente, teniendo como contra la retención de líquidos en los tobillos y pies.

CUERPO RECTANGULAR: Este tipo de cuerpo tiene aproximadamente la misma medida de su busto, cadera y cintura.

 

Cuándo comes es tan importante como qué comes

Si ganas o pierdes peso no solo depende de qué alimentos comes, sino también de cuándo los comes. Científicos del Instituto Salk para Estudios Biológicos (EE UU) han demostrado que mantener horarios regulares de las comidas e intercalar períodos de ayuno puede contrarrestar los efectos adversos de una dieta alta en grasas y prevenir la obesidad y la diabetes, además de mantener el hígado más sano. Sus conclusiones se publican en la revista Cell Metabolism.

En sus experimentos, Satchidananda Panda y sus colegas comprobaron que cuando a ratones con una dieta rica en grasas se les permite comer durante solo 8 horas al día, ingieren tanta cantidad de alimento como los que tienen acceso a la comida 24 horas, pero no desarrollan obesidad ni enfermedades metabólicas. Además, los roedores con horarios de comida restringidos muestran niveles de inflamación más bajos, y su hígado funcionaba mejor. “Cada órgano tiene un reloj”, aclaran los investigadores, que aseguran que hay momentos de máxima eficiencia de nuestros músculos, intestinos, estómago…, así como horas del día en las que están prácticamente en reposo. Estos ciclos metabólicos de los órganos del cuerpo resultan cruciales para la ruptura del colesterol y la producción de glucosa, y deberían tenerse en cuenta a la hora de decidir cuándo comer.

Según Panda, hay razones para pensar que nuestros patrones de alimentación han cambiado mucho en los últimos años, ya que la gente tiene acceso a los alimentos a cualquier hora, y la tendencia a trasnochar, incluso si es solo para ver la televisión, se acompaña del hábito de “picar algo”. Para comprender mejor la epidemia de obesidad, insiste el investigador, habría que analizar no solo qué comen las personas sino cuándo comen.

Fuente: muyinteresante.es

La importancia de reeducar los hábitos alimentarios

Muchas de las dietas que empezamos para perder peso y mejorar nuestra salud acaban por fracasar, lo que hace que perdamos las ganas de seguir intentándolo. La única manera de conseguir lo que buscamos es cambiando nuestro hábitos alimenticios, nunca nos tenemos que dejar llevar por los efectos de las dietas milagro.

Lipodieta Diet21a, además de ser un método de adelgazamiento con el que puedes perder hasta tres tallas en 21 días, reeduca tus hábitos alimentarios ya que es un suplemento de aminoácidos extraídos de la leche (aislado de proteínas) que, junto a una dieta sana a base de verduras y proteínas naturales (carne, pescado, quesos…), se convierte en una dieta que nutre al organismo de los aliementos sanos que necesita. Además, Lipodieta es un programa totalmente personalizado al paciente.

Mitos sobre obesidad

 

La obesidad es un fenómeno tan complejo, con tantos factores implicados en su génesis y evolución, que, cuando se habla de ella a veces se confunden las evidencias, que cuentan con el suficiente respaldo científico, con las creencias que llevan años apoyadas en el imaginario colectivo.

Debido a eso, siguen circulando muchas falsas ideas en torno a los problemas de sobrepeso y su prevención. Y no solo entre la población general, sino también en el mundo académico y los medios, según acaba de demostrar una investigación.

Su análisis, que ha repasado la literatura científica y las últimas publicaciones periódicas, ha destapado algunos de los mitos más extendidos:

 

 

  • El sexo consume mucha energía: A menudo se defiende que, en un encuentro sexual, cada participante ‘quema’ entre 100 y 300 kilocalorías. Sin embargo, las estimaciones reales son mucho menores: apenas 3.5 kilocalorías por minuto, un gasto similar al que se consigue dando un paseo. “Un hombre en la treintena consume aproximadamente 21 kilocalorías durante el coito”, resumen los autores de este trabajo.
  • La lactancia protege frente a la obesidad: Durante muchos años se creyó que así era, pero varios estudios han probado queno hay evidencias que respalden esta relación. Eso sí, advierten los investigadores en la revista ‘The New England Journal of Medicine’, la práctica “tiene otros importantes beneficios para el bebé y la madre, por lo que debe promoverse”.
  • Hay que estar concienciado para adelgazar: Otro de los mitos más extendidos es que es necesario valorar la actitud del paciente que va a someterse a un programa de pérdida de peso. Clotilde Vázquez, jefa del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, desmonta la teoría: “Muchos pacientes van motivándose a medida que ven los resultados de su esfuerzo. De hecho, una mejor predisposición inicial no siempre garantiza mejores resultados”, remarca.
  • Hay que marcarse objetivos realistas: Esta afirmación parte de la base de que, si no se marca un objetivo prudente, el paciente podría “frustrarse y perder menos peso”. “Aunque es una hipótesis razonable”, señalan los investigadores, “los datos empíricos indican que no hay ninguna asociación negativa consistente entre marcarse una meta ambiciosa y la pérdida de peso. Es más, varios estudios han mostrado que los objetivos más ambiciosos a veces se relacionan con mejores resultados”. Para Vázquez, esto es así, siempre que el paciente se somete a un seguimiento constante. “A largo plazo es difícil sostener algo muy ambicioso, por lo que, cuando se pierde el control externo, a veces los pacientes abandonan los hábitos adquiridos”, explica. En su opinión, en todos los casos “hay que personalizar la atención” ya que, mientras que para algunos poner una meta ambiciosa puede suponer un acicate para su motivación, en otros casos esta estrategia puede ser contraproducente.
  • Pequeños cambios en la dieta o la actividad física tienen un gran impacto a largo plazo: Un ejemplo de esta teoría es el que asegura que reducir el gasto energético diario en 100 kilocalorías (caminar un kilómetro y medio al día) supone una disminución de más de 20 kilos en un plazo de 5 años. En realidad, señalan los autores de este trabajo, la pérdida real de peso sería sólo dealrededor de 4,5 kilos en el mismo tiempo, y siempre que “no se tenga en cuenta una ingesta compensatoria de calorías por el esfuerzo realizado”. Vázquez explica que la primera estimación es puramente teórica, ya que no tiene en cuenta los múltiples factores que pueden intervenir al margen de la práctica de ejercicio. Sin embargo, para esta especialista es importante “no minimizar la efectividad de los pequeños gestos”. “Conseguir perder más de cuatro kilos en un plazo de cinco años y no recuperarlos es un logro muy importante”, señala. Y continúa: “En mi experiencia he comprobado que sólo los pequeños cambios son sostenibles”.
  • Las clases de educación física son claves en la prevención:Al menos tal y como está planteado el modelo actual, los programas “no resultan muy efectivos a la hora de reducir el índice de masa corporal o la prevalencia de la obesidad”, señalan los investigadores. Sin embargo, para Clotilde Vázquez, jefa del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, nunca hay que subestimar el papel del ejercicio en la infancia. “La actividad física es fundamental para crecer bien, es salud y resulta básica en el desarrollo musculo-esquelético. Otra cosa es cómo se plantee esa actividad en las escuelas”, señala.

 

Fuente: Elmundo.es

Lipodieta es mucho más que un método de pérdida de peso…

Lipodieta es un método dietético y nutricional de pérdida de peso rápida y segura para pacientes con sobrepeso, obesidad y grasa localizada, con el que se consigue perder hasta tres tallas en 21 días.

 

Todos los pacientes tratados con el método Lipodieta han mejorado su estado de bienestar de forma considerable, a la vez que han controlado su sobrepeso. Además, Lipodieta permite reeducar al paciente cambiando los hábitos alimentarios de este. 

La pérdida de peso se obtiene gracias al complemento alimentario Diet21a. 
A diferencia de cualquier otro método, la Lipodieta sólo elimina grasas. 

 El método Lipodieta se puede considerar una Liposucción alimentaria.

¿Quieres comprar Lipodieta?

Antes de poder comprar el producto Lipodieta Diet21a tienes que haber visitado un médico que conozca y recomiende nuestro sistema de adelgazamiento. Si aún no has ido, entra en http://www.lipodieta.com/busca-tu-medico, busca tu médico, que te recomendará la dieta que tienes que seguir y como tomar el suplemento de aminoácidos Diet21a.
En el momento que tengas la receta o la hoja de pedido, ya puedes volver a entrar en esta página y seguir los pasos para comprar tu sumplemento Diet21a.

Lipodieta: método y ventajas

 

Lipodieta Diet21a  es un método de adelgazamiento saludable, seguro y eficaz. Una de las particularidades del método Diet21a es que no sólo se pierde peso si no que, además, se reduce la grasa localizada y la celulitis. Verdaderamente se puede considerar el método como una LIPOSUCCIÓN ALIMENTARIA.

Lipodieta tiene muchas ventajas:

Bajo estricto control médico

La obesidad y la grasa localizada no son sólo un problema estético. Estas influyen directamente en la salud de la persona que las padecen. Por eso es muy importante que el tratamiento de adelgazamiento esté supervisado y controlado por un médico experto en dietología y nutrición.

Pérdida de peso rápida

Gracias al método Lipodieta Diet21a se produce una pérdida de peso rápida pero de forma saludable y segura ya que durante el tratamiento la dieta es variada y rica en vegetales y proteínas complementándose con aminoácidos de alto valor biológico.

Sin pasar hambre, sin ansiedad

¿Hambre? Nooooo gracias. Con Lipodieta Diet21a te aseguramos que no se pasa hambre ya que no se pesa la comida, no se controlan las calorías, a las 36/48 horas de empezar el tratamiento dejarás de sentir apetito y tampoco sentirás ansiedad.

Sin sustituir comidas

En Lipodieta Diet21a NO sustituimos comidas, solo comes comida natural, verduras, carne, pescado y otras fuentes de proteínas. Así cuando vayas a comer a un restaurante, aunque sea uno de menú, no tendrás problemas para elegir tu comida. Olvídate de comer barritas, batidos y otros sustitutos de la comida natural.

Mejora la celulitis

Y también la grasa localiza… El suplemento NATURAL que tomas durante el tratamiento a base de aminoácidos estimula no sólo la pérdida de peso, también se acelera la eliminación de la grasa localizada y la celulitis además de evitar su formación.

No provoca flacidez

El tratamiento Lipodieta Diet21a no provoca flacidez ya que impide la pérdida de masa muscular ya que básicamente el 98% del peso se pierde del tejido graso.

Sin efecto yoyo, sin efecto rebote

Al producirse la mayor parte de la pérdida de peso sobre la masa grasa la recuperación del peso si no se produce el adecuado mantenimiento se produce de forma mucho más lenta que en otras dietas en las que la perdida se produce a partir de la masa líquida.

Programa totalmente personalizado

Cada paciente es tratado de forma individualizada, tanto a nivel de dieta como de las pruebas complementarias que el médico pueda precisar. El médico acoplará la dieta tanto a tus gustos como a tus necesidades.

¡Pregúntanos!

 

Si tienes problemas de grasa localizada, celulitis o sobrepeso, Lipodieta Diet21a es tu método de adelgazamiento perfecto.

¿Te gustaría adquirir el producto y no sabes cómo? ¿Tienes alguna duda o pregunta? ¿Quieres saber más sobre Lipodieta?

¡No esperes más!

Si tienes alguna duda o necesitas más información, llámanos al 966 444 931
O escribe a: [email protected]

También puedes consultar nuestra web, http://www.lipodieta.com/ , dónde podrás encontrar todo sobre Lipodieta.

 

 

 

Lipodieta: 100% seguridad

Lipodieta es un método de adelgazamiento totalmente seguro. Diet21a es un suplemento de aminoácidos extraídos de la leche (aislado de proteínas) que, junto a una dieta sana a base de verduras y proteínas naturales (carne, pescado, quesos…) , se combina para se logra perder en 21 días hasta 3 tallas.

Además, antes de empezar la dieta, el médico realiza un completo examen, análisis de sangre y orina, impedancia, plicometría y electrocardiograma, para determinar que el método Lipodieta es el idóneo para el paciente.

Tienes que saber también que…

El método Diet21a hace más de 5 años que se utiliza en Italia, Grecia, Suiza y otros países europeos con una total garantía de resultados. Está avalado por un importante grupo de médicos que han tratado a miles de pacientes que han encontrado la respuesta a los problemas de sobrepeso y grasa localizada.