Infusiones para todos los gustos

Si estás realizando la Lipodieta, sabrás que puedes tomar cualquier infusión o té, tanto a primera hora de la mañana como a lo largo del día.

De hecho, si tomas infusiones y tés, te ayudarán a consumir más agua pues como bien sabes, durante tu dieta debes consumir mínimo 2 litros al día, y tomándola con un sabor distinto, se puede hacer más llevadero si no estás [email protected] a tomar tal cantidad de agua.

Vamos a empezar por contarte cuál es la diferencia entre una infusión y un té; la principal diferencia, a parte del sabor, son las propiedades que tienen cada uno de ellos y que el té tiene teína, que es un excitante (como lo es la cafeína) que se libera lentamente.

El té evita la degeneración oxidativa, porque tiene antioxidantes que retrasan el envejecimiento y previenen el cáncer al ayudar al ADN a reproducirse con exactitud. Además, es: potenciador del sistema inmunológico, rico en flúor y previene la caries, es diurético, disminuyendo la retención de líquidos, ayuda a regular el colesterol y la tensión arterial, y la glucemia en diabéticos.

Los tés que más propiedades tienen son, por orden; el té blanco, el té verde, el té rojo y el té negro.

Y no hay que olvidarse del Rooibos, que es una fantástica opción puesto que posee los beneficios del té pero no tiene teína. Entre sus propiedades destacan que es antioxidante, diurético, refuerza el sistema inmune, ayuda en trastornos intestinales y digestivos, ayuda a las alergias alimentarias y es beneficioso para la dermatitis y otros problemas de la piel. Y por si esto fuera poco, es rico en minerales y vitaminas, entre ellos el calcio, que como sabes contribuye a fortalecer los huesos.

En cuanto a las infusiones, cada una tiene sus propiedades, por ejemplo, la valeriana es relajante, la cola de caballo diurética y la manzanilla y el poleo-menta son digestivos.

Lo mejor de todas estas infusiones y tés es, que además de tener tantísimas propiedades beneficiosas, tienen sabores deliciosos. Así que no lo dudes, no te prives de tomar tés e infusiones, disfrutarás con ellos a la vez que respetas la dieta.

Cuándo comes es tan importante como qué comes

Si ganas o pierdes peso no solo depende de qué alimentos comes, sino también de cuándo los comes. Científicos del Instituto Salk para Estudios Biológicos (EE UU) han demostrado que mantener horarios regulares de las comidas e intercalar períodos de ayuno puede contrarrestar los efectos adversos de una dieta alta en grasas y prevenir la obesidad y la diabetes, además de mantener el hígado más sano. Sus conclusiones se publican en la revista Cell Metabolism.

En sus experimentos, Satchidananda Panda y sus colegas comprobaron que cuando a ratones con una dieta rica en grasas se les permite comer durante solo 8 horas al día, ingieren tanta cantidad de alimento como los que tienen acceso a la comida 24 horas, pero no desarrollan obesidad ni enfermedades metabólicas. Además, los roedores con horarios de comida restringidos muestran niveles de inflamación más bajos, y su hígado funcionaba mejor. “Cada órgano tiene un reloj”, aclaran los investigadores, que aseguran que hay momentos de máxima eficiencia de nuestros músculos, intestinos, estómago…, así como horas del día en las que están prácticamente en reposo. Estos ciclos metabólicos de los órganos del cuerpo resultan cruciales para la ruptura del colesterol y la producción de glucosa, y deberían tenerse en cuenta a la hora de decidir cuándo comer.

Según Panda, hay razones para pensar que nuestros patrones de alimentación han cambiado mucho en los últimos años, ya que la gente tiene acceso a los alimentos a cualquier hora, y la tendencia a trasnochar, incluso si es solo para ver la televisión, se acompaña del hábito de “picar algo”. Para comprender mejor la epidemia de obesidad, insiste el investigador, habría que analizar no solo qué comen las personas sino cuándo comen.

Fuente: muyinteresante.es

Entrevista con el doctor Raffaele Pelo, especialista en nutrición

¿Cuáles son las ventajas del método Lipodieta?

Las ventajas son claras: obtener una reducción de la masa grasa en un corto periodo de tiempo. Todo eso sin saltarse comidas y sin sacrificio.

 – ¿En qué se diferencia Lipodieta de otros métodos de pérdida de peso?

Tomando el suplemento amino-proteico Diet21a se produce progresivamente la pérdida de peso sobre la grasa localizada en regiones del cuerpo donde la masa grasa es más abundante. En las mujeres, en particular las que  asocian ejercicio físico con el protocolo dietético de Lipodieta, consiguen en poco tiempo un aumento de masa muscular y una mejor definición del contorno corporal.

  ¿Qué mejoras notarán los pacientes que usen Lipodieta?

La razón por las que muchos médicos han compartido este programa terapéutico se debe a que el método LIPODIETA Diet21a respeta las funciones biológicas del paciente y, sobre todo,  se incrementa progresivamente la motivación para continuar el programa de pérdida de peso. A diferencia de otros métodos para bajar de peso, LIPODIETA ofrece apoyo médico continuo y resultados visibles desde la primera semana de tratamiento.

  ¿Podemos hacer vida normal tomando Lipodieta?

Nuestro programa está diseñado para que las personas que trabajan o tienen una vida muy ocupada puedan perder peso sin cambiar su día a día. De hecho, el principio fundamental de LIPODIETA es el respeto por la salud y la vida de nuestros pacientes.

  Una vez terminado el tratamiento con Lipodieta, ¿debemos seguir una dieta especial?

Después de alcanzar el peso ideal, el médico realiza un seguimiento para afianzar la pérdida de peso conseguida mediante un plan de alimentación equilibrada y personalizada en base a los principios de la dieta mediterránea. De esta manera, el paciente no sólo mantiene el peso perdido, sino que es capaz de aprender los conceptos básicos de una dieta saludable que, si se asocia con una leve actividad física diaria, le dará la posibilidad, en el futuro, de ser capaz de gestionar su propio peso. En conclusión, podemos decir que LIPODIETA Diet21a al final de su recorrido ofrece una reeducación alimentaria real, con gran satisfacción del paciente y sin el riesgo de recuperar el peso perdido.

El doctor Raffaele Pelo es médico cirujano, especialista en nutrición y enfermedades metabólicas.

Desde 2007 Director del Departamento de Enfermedades de  Metabolismo Clínica Medis, Italia.

Desde 2008 Director científico de la Clínica StabiaCare, Italia.

Desde 2008 Asociado del Centro Médico de Unilabs, Suiza.

Desde 2009 Asociado de Departamento de Nutrición Clínica y Dietética, Clínica Atenas Kolonaki.