Carta abierta del Dr. Raffaele Pelo

Soy Raffaele Pelo, médico cirujano especializado en enfermedades del metabolismo, nutrición y dietética. Desde hace más de 5 años estoy tratando pacientes obesos en varios países como Italia, Suiza, España y Grecia.

Trataré de resumir mi experiencia. Después de haber tratado a miles de pacientes, en colaboración con médicos de otras especialidades en una estrategia terapéutica conjunta, creo haber logrado una nueva alternativa sencilla y fácil para el paciente en el tratamiento del sobrepeso, la obesidad y la grasa localizada.

Los protocolos que proponemos son el resultado de la investigación y el estudio con médicos especialistas en dietética y otras ramas de las patologías relacionadas con la obesidad, tales como endocrinólogos, cardiólogos, psicólogos, etc. Como es sabido, la obesidad se está convirtiendo en una epidemia social en todos los países occidentales y en todas las edades.

Entre tanto, la investigación científica se centra cada vez más en la etiología, las causas que la producen, pero sólo una parte muy pequeña se dedica a la prevención.

El paciente debe conocer los riesgos y las consecuencias que, a largo plazo, entraña la obesidad. Los riesgos son múltiples: hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes, apnea obstructiva del sueño, síndrome metabólico… Estas son sólo alguna de las patologías que se pueden asociar a la obesidad.

En mis estudios, siempre he encontrado una estrecha correlación entre la masa de grasa y las condiciones patológicas relacionadas, por lo que siempre he creído que la grasa debe ser considerada como un órgano para curar y no para atacar. Yo he propuesto este modelo de dieta, no porque crea que es la solución definitiva a la obesidad, los milagros no existen, pero sí es otra arma para aquellos colegas que a diario tienen que dar respuestas, soluciones y terapias a sus pacientes.

Con este modelo de dieta, junto al suplemento de aminoácidos, he tratado a más de 5.000 pacientes que, no sólo han encontrado buenos resultados a nivel de adelgazamiento, si no que su grado de bienestar general a mejorado notablemente en todos los parámetros. Los pacientes han reducido la tensión arterial, la apnea obstructiva del sueño, la glucemia, colesterol, ácido úrico y han visto su tesón recompensado con una mejora general en sus condiciones de vida.

Si usted tiene problemas de obesidad o sobrepeso le aconsejo que acuda a su médico, el puede indicarle cual es la mejor solución para reducir o eliminar esos kilos que afectan su calidad de vida.

Raffaele Pelo
Doctor en medicina y cirugía
Director Científico de Lipodieta