Ventajas

Bajo estricto control médico

La obesidad y la grasa localizada no son sólo un problema estético. Estas influyen directamente en la salud de la persona que las padecen. Por eso es muy importante que el tratamiento de adelgazamiento esté supervisado y controlado por un médico experto en dietología y nutrición.

Pérdida de peso rápida

Gracias al método Lipodieta se produce una pérdida de peso rápida pero de forma saludable y segura ya que durante el tratamiento la dieta es variada y rica en vegetales y proteínas complementándose con aminoácidos de alto valor biológico.

Sin pasar hambre, sin ansiedad

¿Hambre? No, gracias. Con el método Lipodieta no se pasa hambre.

Sin sustituir comidas

En Lipodieta no sustituimos comidas, solo comes comida natural, verduras, carne, pescado y otras fuentes de proteínas. Así cuando vayas a comer a un restaurante, aunque sea uno de menú, no tendrás problemas para elegir tu comida. Olvídate de comer barritas, batidos y otros sustitutos de la comida natural.

Mejora la celulitis

Y también la grasa localizada… El método se basa en una dieta adecuada junto con el complemento alimenticio a base de aminoácidos con ello se puede eliminar  la grasa localizada y la celulitis además de evitar su formación.

No provoca flacidez

El método Lipodieta no provoca flacidez ya que impide la pérdida de masa muscular ya que básicamente el 98% del peso se pierde del tejido graso.

Sin efecto yoyo, sin efecto rebote

En el método Lipodieta, prácticamente la mayor parte de la pérdida de peso se produce sobre la masa grasa. En el caso de que el paciente no realice el mantenimiento adecuado, el peso se recupera de una forma mucho más lenta que en otras dietas en las que la reducción del peso se ha producido por la pérdida de líquidos y masa muscular.

Programa totalmente personalizado

Cada paciente es tratado de forma individualizada, tanto a nivel de dieta como de las pruebas complementarias que el médico pueda precisar. El médico acoplará la dieta tanto a tus gustos como a tus necesidades.