Reafirmación

Flacidez dérmica y falta de tono muscular en personas que no tienen exceso de peso (normopeso)

En la piel la pérdida de colágeno, elastina y demás sustancias de sostén además de la deshidratación son la causa de la flacidez dérmica tanto en la cara como en el cuerpo.

Falta de tono muscular: A diferencia de la flacidez dérmica, mucho más superficial, la falta de tono muscular afecta de manera mucho más directa al contorno corporal. Una de las principales causas de la falta de tono muscular es el sedentarismo.

Asociamos, por lo general, estos problemas estéticos al envejecimiento; pero esto no es siempre real ya que podemos ver a personas de edad avanzada que conservan un envidiable tono de su piel y sus músculos. Cuando vemos a estas personas siempre achacamos su buena forma física a la genética o a que se cuidan muchísimo. Si bien en ocasiones esto es cierto, existen otros elementos muy importantes que favorecen el envejecimiento prematuro, como son la alimentación desequilibrada, las dietas inadecuadas y la falta de ejercicio físico moderado.

Diet21a Antiaging facial y corporal

La recomendación de Lipodieta es precisamente corregir estos desequilibrios a partir de una alimentación equilibrada, un suplemento dietético que favorezca la tonicidad y practicar un ejercicio moderado. En ningún caso estamos hablando de ejercicios de alto rendimiento, simplemente, natación, andar y ejercicios suaves pero regulares.

Los aminoácidos que aporta Lipodieta Diet21a son aminoácidos de alta bio-disponibilidad y mejoran la hidratación dérmica, el tejido conectivo subcutáneo y el tono muscular.

Lipodieta aconseja practicar ejercicio físico moderado, seguir una dieta baja en carbohidratos y, a criterio del médico, tomar 1 o 2 sobres al día de Lipodieta Diet21a. En pocos días se observa una gran mejoría de la piel y la elasticidad mientras que aumenta la tonificación muscular logrando así remodelar el contorno facial y corporal.