Tonifica tus brazos con mancuernas I

Como hemos comentado con anterioridad en otros artículos, Lipodieta Diet21a ayuda a reducir la flacidez y mejorar el tono muscular. Por eso, un complemento para tonificar brazos es realizar ejercicios con mancuernas. Esto es muy sencillo, puedes hacerlo en casa con unas mancuernas o, como te explicábamos en el primer post, con paquetes de arroz o azúcar.

Con los ejercicos de mancuernas, podemos tonificar bíceps, tríceps y hombros. Es muy importante que los hombros sean fuertes para poder aguantar los ejercicios de brazos con mancuernas, así que empezaremos por explicaros 3 ejercicios para fortalecer los hombros, a la vez que tonificaremos brazos en general.

Empieza usando un peso de 1kg, progresivamente verás que puedes aumentar el peso de las mancuernas, pero no quieras empezar con 2kg o 2,5kg si no estás acostumbrada, o no podrás completar las repeticiones y te cansarás rápido, viéndote tentada a abandonar estos ejercicios.

Antes de comenzar, una recomendación importante: cuando sujetes las mancuernas, debes hacerlo de forma firme, la muñeca siempre debe estar alineada con el resto del brazo, no dejes que el peso o las repeticiones te cansen y acabes sujetando las mancuernas con la muñeca vencida hacia atrás o podrás lesionarte.

Ejercicio 1
Cómo hacerlo: Ponte de pie, los brazos extendidos a lado y lado de la cadera con la parte interior de la muñeca pegada a la cadera. Sujeta con firmeza las mancuernas y levanta los brazos hasta la altura de los hombros sin rotar la muñeca ni flexionar los codos. Mantén los hombros bajos y no los eleves ni modifiques su postura al hacer los levantamientos. [Ver posición en la foto]
Repeticiones: 2 series de 10 repeticiones

Ejercicio 2
Cómo hacerlo: Sujetando las mancuernas, dobla los codos, pégalos al cuerpo y estíralos hacia adelante de tal forma que las mancuernas queden a la altura de los hombros. Flexiona progresivamente para que vuelvan a quedar doblados y pegados al cuerpo.
Repeticiones: 2 series de 12 repeticiones

Ejercicio 3
Cómo hacerlo: Usa una colchoneta para suelo y túmbate en ella. Coloca el cuerpo hacia el lado derecho y flexiona ligeramente las piernas, colocando una sobre la otra. Pon la mano izquierda detrás de la cabeza (como si fuera una almohada) y con la mano derecha coge la mancuerna con la parte interior de la muñeca mirando hacia el suelo. Estira el brazo hacia delante a ras de suelo (pero sin apoyarte) y comienza a subirlo hasta la altura del hombro sin flexionarlo. Para bajarlo, hazlo en dos tiempos (es decir, como si pararas en medio un segundo antes de seguir bajando hasta ras de suelo).
Repeticiones: 2 series de 8 repeticiones para cada brazo

Sencillo, ¿no te parece? Empieza a realizar estos ejercicios mientras sigues tu dieta y notarás la diferencia en los brazos, no dándole oportunidad de aparecer a la flacidez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *