Qué comer en verano

Con la llegada del verano y el calor, nuestro cuerpo necesita aporte extra de agua, minerales, antioxidantes y vitaminas para poder seguir desarrollando una actividad normal sin sufrir las consecuencias de la pérdida de estos elementos de nuestro organismo debido, como comentábamos y en su mayor parte, al calor y la deshidratación.

Es por ello que, durante el verano, debemos cuidar más nuestra alimentación y conseguir restaurar el equilibrio en nuestro cuerpo, tanto por dentro como por fuera.

Qué comer en verano

Para lograr ese equilibrio la madre naturaleza nos pone las cosas sencillas, acercando a nuestra alimentación productos típicos de meses estivales, como frutas y verduras ricas en agua, vitaminas, minerales y todo lo que nuestro organismo (o gran parte de ello) necesita en su día a día.

En mercados, fruterías y supermercados, podremos encontrar los típicos alimentos veraniegos: melón, sandía, cerezas, hortalizas y tomates para poder elaborar un rico y nutritivo gazpacho, pescado, y un largo etcétera.

Con una dieta rica en frutas y verduras aportaremos a nuestro organismo una fuente muy importante de nutrientes para nuestra piel, manteniéndola hidratada y logrando frenar los ataques del sol sobre ella.

Es cierto que la fruta es necesaria durante todo el año y no solamente durante los meses de verano, pero si bien también está demostrado científicamente que las frutas contienen un porcentaje de agua más elevado en esta época del año. Y esto, nuestro cuerpo lo agradecerá.

No debemos pensar que por el solo hecho de comer fruta estaremos lo suficientemente hidratados, es por ello que lo deberemos complementar con la ingesta de líquidos de manera abundante, ya que nuestro cuerpo los pierde de manera muy acelerada debido al calor.

Con todos estos alimentos, podrás elaborar unas ricas recetas como las que tenemos en nuestro blog. Haz clic aquí (Recetas Dieta Fase A), aquí (Recetas Dieta Fase B) y aquí (Recetas Dieta Fase C) para verlas y… ¡empieza a disfrutar de platos sanos, frescos e hidratantes!

RECUERDA que si estás siguiendo el método Lipodieta y estás en la Fase A, no puedes ingerir ninguna fruta hasta que tu médico no te autorice el cambio de fase.