Frutas y verduras de diciembre

Seguramente os ha pasado alguna vez lo siguiente: leéis una receta y os apetece una comida concreta y os preguntáis: ¿y esta verdura ahora la puedo encontrar o no es temporada? Y probablemente os haya sucedido lo mismo con las frutas, ¿me equivoco?

Pues para eliminar las dudas, en este post os voy a hacer una lista de las frutas y verduras de diciembre y saber así cuáles son las de esta temporada realmente.

Además, os facilitaré un enlace a todas las recetas que hay en este blog y están elaboradas con la fruta o verdura de la lista. Para ver las recetas, tan solo debes hacer clic sobre la imagen.

VERDURAS

Alcachofa

Alcachofa

Acelgas

Acelgas

Apio

Apio

brocoli

Brócoli

Calabaza

Calabaza

Cebolla

Cebolla

Coles de bruselas

Col de bruselas

Coliflor

Coliflor

Endibia

Endibia

Escarola

Escarola

Espinacas

Espinacas

lechuga

Lechuga

lombara

Lombarda

Nabo

Nabo

Pimiento rojo

Pimiento rojo

Puerro

Puerro

Remolacha

Remolacha

Repollo

Repollo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Zanahorias

Zanahorias

FRUTAS

Aguacate

Aguacate

Chirimoya

Chirimoya

Granada

Granada

 

 

 

 

Limón

Limón

Mandarina

Mandarina

Manzana

Manzana

 

 

 

 

Naranjas

Naranjas

Pera amarilla

Pera amarilla

Piña

Piña

 

 

 

 

Plátano

Plátano

Pomelo

Pomelo

Uvas

Uvas

 

 

 

 

Esperamos que te atrevas a cocinar alguna de nuestras recetas sanas y equilibradas y te invitamos a compartir tus comentarios y fotografías de los platos aquí debajo.

Fuente: http://www.elgranero.com

Salteado de setas y ajetes con huevo poche

Queremos compartiros hoy una receta perfecta para aquellos que hayáis empezado el método Lipodieta recientemente.

Es una receta para la fase 1 que está muy rica y que, además, puede comer cualquier persona (esté, o no, a dieta).

¡Esperamos que os guste!

Hoy en día podemos encontrar setas variadas en conserva, desecadas, congeladas… Son preferibles las congeladas ya que conservan mejor los nutrientes.

Setas y ajetesPelar y cortar en rodajitas los ajetes. En una sartén con unas gotitas de aceite saltear los ajetes. Incorporar las setas (congeladas, no necesitan descongelación previa) y dejar que pierdan toda el agua. Una vez estén listas podemos aromatizar a gusto con tomillo, hiervas provenzales, orégano…

Para el huevo: O bien lo prepararemos en tortilla a la francesa o si queremos algo más sofisticado lo haremos pochado.

Huevo poche: Poner un cacillo con agua a hervir. Una vez empiece a burbujear, apagamos el fuego, removemos el agua como si se tratase de un remolino y dejamos caer en el centro del mismo el huevo (sin cáscara). Esto permitirá a la clara envolver la yema y que esta quede jugosa. Volvemos a llevar el cacillo al fuego (fuego lento) y lo dejamos de 2 a 4 minutos (el punto de cocción depende del gusto de cada uno).

Para la presentación: colocamos las setas con los ajetes en la base del plato y encima el huevo con un par de escamas de sal, unas gotitas de aceite de oliva virgen extra y un par de ramitas de cebollino fresco.

Si deseas más información sobre el método Lipodieta, puedes ponerte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.

Los beneficios del brócoli

Queremos iniciar una serie en la que hablaremos de las propiedades de distintos alimentos que deben formar parte de nuestra alimentación. Empezamos con una verdura verde, el brócoli.Brócoli

De la familia de las brasicáceas (coliflor, col de Bruselas, repollo, etc.) el brócoli es una verdura ideal en general por todas las propiedades y beneficios que ofrece pero, sobre todo, es una verdura aconsejable para perder peso ya que es un alimento rico en nutrientes y muy bajo en calorías.

Su contenido alto en sales minerales, gracias al agua que contiene, junto con el calcio y la vitamina C que aporta a nuestro organismo, hacen del brócoli un alimento ideal que no puede faltar en nuestra base alimenticia, estemos o no a dieta.

Además, es un alimento ideal para hombres ya que gracias a su alto contenido en zinc ayuda al buen funcionamiento de la próstata. Pero evidentemente también es muy beneficioso para las mujeres, especialmente si están embarazadas, gracias al ácido fólico que aporta y que se hace prácticamente indispensable para las mujeres que pronto serán mamás.

Cabe destacar que el brócoli está muy recomendado para personas que sufren anemia por su gran aporte de hierro además de una gran ayuda a nuestro sistema inmunológico, haciéndolo más resistente a gripes y virus.

La mejor manera para preparar el brócoli es cociéndolo al vapor o hirviéndolo. Debemos lavarlo bajo un chorro de agua pero no ponerlo en remojo ya que se pierden buena parte de sus nutrientes.sopa de brócoli

Lo ideal es que el tiempo de cocción no supere los 5 minutos y una vez hervido puedes conservar el agua restante y tomarla, puesto que contiene valiosos nutrientes. Los expertos recomiendan tomar 3 tazas de caldo de brócoli a la semana, algo que mejorará sustancialmente nuestras defensas y nuestro organismo en general.

Una vez listo, podremos preparar sopas, cremas o ensaladas… ¡riquísimas!

Merluza al horno con verduras

Para todas aquellas personas que hayan terminado el método Lipodieta, o para aquellas que desean cuidarse y comer sano, hoy os vamos a explicar cómo preparar un plato muy sencillo, saludable y suculento a la vez.

Merluza al horno salteado con verduras.

La merluza es un pescado blanco bajo en grasas e indicado especialmente para personas cuyo colesterol deba disminuir.

También está indicada para dietas hipocalóricas y con el objetivo de bajar peso.

Además es un alimento rico en proteínas y vitaminas, sobretodo del tipo B (B1, B2, B3, B9 Y B12), así como rico en ácido fólico y minerales que nuestro organismo necesita.

Para la preparación de este plato para 4 personas necesitaremos:

merluza con verduras– Unas seis rodajas de merluza, o bien una pieza de unos 1.200 gramos.

– Dos dientes de ajo.

– Dos puerros (o una cebolla).

– Un vasito de vino blanco, unos 100 ml.

– Un calabacín.

– Dos zanahorias.

– Dos patatas medianas.

– Unos 50 ml. de aceite de oliva.

También podemos añadir un poco de caldo de pescado y perejil picado por encima de la merluza.

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180°.
  2. Limpiamos la merluza, retirando la cabeza.
  3. Cortamos las zanahorias, los puerros, el calabacín y las patatas en juliana y le añadimos el ajo picado.
  4. Colocamos las verduras en una fuente apta para el horno y añadimos el aceite de oliva por encima.
  5. Colocamos la merluza sobre las verduras y a continuación añadiremos el vino blanco por encima. Opcionalmente también podemos añadir el caldo de pescado y el perejil picado por encima de la merluza.

Una vez el horno esté caliente, introducimos la fuente en el horno y lo dejaremos hornear durante unos 30 minutos, y ¡listo para servir!

Cómo cocinar la carne de forma segura

 

Aunque no lo parezca, muchos de nosotros no sabemos cómo cocinar correctamente algunos alimentos. Seguramente nos habremos fijado en la forma de cocinar de nuestros padres o abuelos, y a no ser que tengamos un gusto muy distinto, seguiremos cocinando de esa forma.

¿Pero quién nos garantiza que esa es la forma correcta de cocinar los alimentos y, por ende, de consumirlos de forma segura?

Debemos tener en cuenta que alimentos como la carne, de no ser cocinados en su justa medida, pueden resultar perjudiciales para nuestra salud, aún pareciéndonos apetecibles.

cocinar-carne-gr

No es una cuestión de gustos; puede llegar a ser un gran problema para nuestro organismo si los alimentos no son manipulados correctamente en el momento de cocinarlos.

Siguiendo con las carnes, nos encontramos con el gran dilema de cómo cocinar, por ejemplo, un bistec, lomo o una hamburguesa: ¿muy hecho, poco hecho o al punto?

Para ayudaros a resolver esta duda, en este post os vamos a dar unos consejos sobre la mejor forma de cocinar carnes sin riesgo para nuestra salud.

Preparación de la carne

Cocinar la carne en exceso, independientemente del animal del cual proceda, puede conllevar la formación de sustancias potencialmente peligrosas como los compuestos N-nitroso o las aminas heterocíclicas (AHC). En ensayos clínicos con animales se ha demostrado que dichas sustancias están asociadas a diferentes efectos adversos para la salud, como daños en el ADN y cáncer.

Cómo evitarlo

1. Reduciendo el tiempo en la parrilla. Según un estudio de la Agencia de Normas Alimentarias de Reino Unido, lo ideal es mantener el centro de la carne a una temperatura de 70°C durante dos minutos antes de retirarla.

2. Adobando la carne antes de cocinarla (en cerveza, vino tinto, salsas, aceite de oliva u otros adobos). De este modo también lograríamos reducir de manera considerable la aparición de sustancias nocivas para nuestro organismo.

3. Retirando las partes que estén quemadas o carbonizadas por el calor de la parrilla o sartén y evitar las salsas derivadas del jugo de la carne.

Esperamos que este artículo os haya ayudado a concienciaros de la importancia de cocinar la carne, gran fuente de proteínas, de forma adecuada y nada nociva para la salud.

Aprovechamos este post para iniciar una serie de artículos en los que os explicaremos cómo cocinar el resto de alimentos que deben estar presentes en una dieta equilibrada.

Y recuerda que si necesitas perder peso, podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros haciendo clic aquí, escribiéndonos a info@lipodieta.com o llamándonos al 966 444 931.

Sopa de queso roquefort

Sin duda el frío ya ha llegado y con este tiempo apetece comer algún plato caliente y si puede ser sencillo de preparar, mejor.

Así que hoy os traemos una receta de sopa de roquefort que se prepara… ¡al microondas! Más fácil imposible, ¿no os parece?

Ingredientes para 4 personas:

100gr queso roquefort
50gr queso gruyer rallado
200gr cebollas
1 litro caldo de ave (puede ser de pastilla)
3 cucharadas de aceite de oliva
Nuez moscada
Pimienta

Preparación:

1. Pelar las cebollas y cortarlas en rodajas.
2. Poner en una cazuela de barro el aceite y las rodajas de cebolla.
3. Cocinar en el microondas durante 4’30 minutos.
4. Cortar el queso roquefort en trocitos, agregarlo a la cazuela y añadir el queso rallado.
5. Cubrir con el caldo de ave y condimentar con una pizca de nuez moscada rallada y pimienta.
6. Cocer en el microondas 4 minutos más y servir caliente.

¿Qué os ha parecido la receta, muy fácil de preparar, verdad? Esperamos que la probéis y si os animáis, lo podéis comentar aquí o en nuestro facebook (haciendo clic aquí).

Recordad: si dudáis si podéis tomar alguno de los alimentos de la receta, repasad vuestro plan personalizado o consultad con vuestro médico.

 

 

Qué comer en otoño

En el post de hoy vamos a hablar de la alimentación de temporada, que ofrece múltiples beneficios no solo para nuestro organismo sino también para la naturaleza. Comer productos estacionales es una garantía para una dieta saludable y para contribuir a un planeta sostenible.

comer-en-otono

Antiguamente, los seres humanos tenían que conformarse con comer solo los productos producidos por la tierra en esa época del año. Sin embargo, la revolución industrial hizo que pudiésemos comer de todo en cualquier época del año.

A pesar de las ventajas que esto pueda suponer, existen una serie de inconvenientes que tendríamos que tener en cuenta a la hora de decidir qué comemos ya que comer alimentos fuera de su estación contamina más y no nos garantiza que estamos recibiendo todos los nutrientes necesarios.

Por el contrario, consumir frutas y verduras de temporada no sólo nos asegura que estaremos comiéndolas en su mejor momento y cuando la relación calidad-precio es mejor, sino que además están llenas de nutrientes.

Los alimentos mantienen intactos todos su sabor, textura y olor, por lo que son más sabrosos y sanos. Además, son más ecológicos porque al consumir productos de temporada estamos reduciendo el gasto energético ya que no se necesita tanto gasto en distribución ni almacenaje.

Y por si esto fuera poco, la alimentación de temporada es más barata lo cual no viene nada mal en los tiempos que corren. Como hay más cantidad de productos los precios bajan y podemos disfrutar de frutas y verduras de calidad a un precio más reducido.

En otoño, nuestro objetivo fundamental se convierte el de prevenir enfermedades como los catarros y la alimentación de temporada nos puede ayudar en esa meta.

Existen verduras y hortalizas en esta época del año que contienen grandes cantidades de vitamina A. Un menú a base de ensalada de endibias, crema de calabaza y unos caquis de postre se puede convertir en un gran aliado para evitar los resfriados.

En la cocina de otoño no pueden faltar también las setas o las alcachofas las cuales además de sanas suelen ser ingredientes fundamentales en las dietas para bajar de peso. Lo mismo ocurre con la dorada o el emperador, que se encuentran en su punto álgido en este momento del año y que nos aportan todos los beneficios del pescado azul como pueden ser los poliinsaturados, sobre todo el omega 3.

Así que ya sabéis, adelgazar y adquirir unos hábitos de alimentación correctos no está reñido con la apuesta por un mundo más sostenible y con la calidad de la alimentación. 

Sepia con espinacas

Cocinar a veces puede ser complicado por falta de tiempo, por eso apostamos por recetas sencillas pero muy ricas y que puedes tomar mientras sigues el método Lipodieta.

Esta semana apostamos por una receta de sepia con espinacas que sigue los principios: sencilla, rica y muy sana.

Ingredientes para 2 personas:

340gr de espinacas
1 sepia mediana
1 cucharadita de aceite de oliva
1 diente de ajo
1 pizca de sal yodada

Preparación:

1. Poner en una sartén la cucharada de aceite y la espinacas, previamente cortadas en trozos pequeños y cocinar a fuego lento.
2. Cortar el ajo muy pequeño y añadirlo a la sartén.
3. Rehogar las espinacas y los ajos hasta que bajen las espinacas.
4. Limpiar la sepia y trocearla.
5. Añadirla en cuanto hayan bajado las espinacas y dejar rehogar todo con el agua que tanto las espinacas como la sepia desprenden.
6. Cocinarlo a fuego lento, salar y dejar hasta que la sepia esté blando.

Recuerda:

  • Esta receta puede servirse fría o caliente, como más te guste.
  • Preferiblemente, usa espinacas frescas y sepia también fresca, así evitas los conservantes y posibles azúcares que tienen los productos preparados.
  • El aceite siempre debe ser de oliva virgen y debes ceñirte a la cantidad especificada en la preparación.
  • Usa sal yodada, no uses otro tipo.

Pez espada Baja California

Hoy le toca el turno a una receta diferente, una receta extraída de la cocina tex-mex, que es aquella que mezcla platos de la cocina mexicana y texana y que se caracteriza por tener un sabor fuerte.

En este caso, la receta que os explicamos es muy sana y puedes comerla a partir del día 15 de tu tratamiento de Lipodieta Diet21a.

El tiempo de preparación del Pez espada Baja California es de 20 minutos y requiere tan solo 8 minutos de cocción.

Ingredientes para 4 personas:

4 rodajas de pez espada (unos 200g por persona)
24 tomates pequeños frescos (sobre todo que sean frescos, no uses en conserva porque tiene muchos azúcares añadidos)
Aceite de oliva virgen
5g de cilantro o perejil fresco
2 cebollas frescas
Sal yodada
Pimienta

Preparación:

1. Enjuaga las rodajas de pez espada con agua fría y sécalas.
2. Limpia las cebollas y córtalas en aros.
3. Lava, seca y pica el cilantro (o perejil).
4. Lava los tomates frescos y córtalos en dados.
5. Mezcla en un bol los tomates, el cilantro (o perejil), las cebollas y aderézalo con una cucharada de aceite, sal y pimienta.
6. Dora en un par de cucharadas de aceite las rodajas de pescado durante 2-3min a fuego vivo.
7. Cubre el pescado con el condimento y añade si te gusta un chile fresco cortado en anillos.
8. Sazónalo todo con hojas de cilantro o perejil y… ¡listo para servir!

Recuerda…

  • Puedes comerla a partir del día 15 de la dieta, pues el tomate y la cebolla tienen carbohidratos y no te permitirían entrar en cetosis si los tomas antes del día especificado en estas cantidades.
  • El aceite debe ser de oliva virgen y no emplees más del que te especificamos.
  • Los tomates deben ser frescos, como ya hemos comentado, si usas los tomates en conserva, estarás añadiendo azúcares a la receta y romperás la cetosis.
  • Puedes sustituir el pez espada por cualquier otro pescado, verás que queda igual de rico.
  • Si no quieres que el plato tenga un poco de picante, no añadas el chile del paso 7.

Salteado de salmón con verduras

La receta de hoy es muy sencilla de preparar, solo necesitarás 25 minutos para preparar 4 raciones.

Lo mejor de esta receta es que es muy completa, muy sabrosa y cada ración solo contiene 215 calorías.

Ingredientes:

1 cucharada de aceite
1 trozo de 5cm de jenjibre rallado
450 gramos de salmón sin piel cortado a dados
1 manojo de cebollas tiernas cortadas a tiras de aprox. 4cm de largo
150ml de caldo vegetal
250 gramos de mezcla de ensaladas
2 cucharadas de salsa suave de soja sin azúcar (si no la encuentras sin azúcar, puedes usar como alternativa y según tu gusto, dos cucharadas de zumo de limón o de mostaza de Dijón)

Preparación:

  1. Calienta la cucharada de aceite en una sartén y agrega el jenjibre. Cuécelo durante 3 minutos removiendo contínuamente.
  2. Sazona el salmón con el jenjibre, añádelo a la sartén y déjalo cocer durante 5 minutos, removiendo una vez, hasta que esté listo y empiece a desmigarse (según la potencia del fuego, puede tardar algo más de 5 minutos).
  3. Retirar el salmón de la sartén y reservar en caliente. Agregar las cebollas tiernas a la sartén y saltearlas durante 3-4 minutos.
  4. Verter el caldo y llevar a ebullición. Añadir la ensalada y dejar cocer unos instantes.
  5. Devolver el salmón a la sartén junto con la salsa de soja y servir directamente de la sartén.

Te recomendamos…

  • El aceite que uses debe ser de oliva extra.
  • No es necesario incoporar sal a la receta, pero si lo hicieras, recuerda que debe ser sal yodada.
  • Si te gusta cocinar, puedes hacer el caldo vegetal tú mism@, pero si lo prefieres, puedes comprarlo en brick. Opta por uno que tenga pocas grasas.
  • Si añades a la mezcla de lechugas unpoco de col lombarda, le dará un toque crujiente al plato.