Aprende a reafirmar tus muslos

Un cuerpo bonito no solo se consigue a base de dieta, hacer ejercicio es fundamental para tonificar y definir los músculos. Además, en verano las faldas y los pantalones se acortan y mostramos más a menudo las piernas por lo que conseguir unos muslos tonificados se convierte en uno de nuestros objetivos.

Hoy os queremos mostrar una serie de ejercicios muy sencillos para reafirmar los muslos y poder presumir de piernas bonitas.

reafirmar muslos

Primero de todo, hay que recordar que, aunque los ejercicios sean leves, siempre es muy importante calentar y estirar las piernas antes y después para evitar lesiones.

¿No te gusta ir al gimnasio? ¡No te preocupes! Los siguientes ejercicios se pueden hacer en casa y lo único que necesitas es tu cuerpo.

Sentadillas: con ellas trabajarás los cuádriceps. Pon las piernas separadas a la altura de los hombros y mantén la espalda y la cabeza rectas. Flexiona las rodillas hacia abajo hasta que los glúteos rocen las pantorrillas.

Zancadas: Colócate con las manos en la cintura y da un paso hacia adelante flexionando la rodilla hasta formar un ángulo de 90 grados. Repite el mismo ejercicio con la otra pierna.

Steps: con la ayuda de un escalón haz el mismo movimiento de subir unas escaleras. Repítelo varias veces con ambas piernas.

Elevar los talones: ponte de puntillas y mantén esta posición durante unos segundos manteniendo la espalda y la cabeza rectas.

Hacer el puente: tumbada sobre tu espalda, con los brazos estirados pegados al suelo, dobla las rodillas y pon los pies planos en el suelo. Después eleva la pelvis hasta que consigas hacer la figura de un puente recto. Notarás como ejercitas los muslos y el glúteo.

Y si eres de las que prefieres salir a la calle y disfrutar de la naturaleza, ir en bicicleta también es un buen ejercicio para tonificar los cuádriceps, los gemelos y los bíceps femoral.

Por otra parte, existen ejercicios muy eficaces para los que necesitas la ayuda de algún objeto. Uno de los más populares hoy en día son las cintas tensoras. Túmbate de lado con las pieras juntas y colócalas en los tobillos. Después eleva la pierna exterior intentando llegar lo más alto posible y repite el mismo movimiento después con la otra pierna.

Y, ¿quién no se acuerda de saltar a la comba? Este ejercicio que todas hacíamos de pequeñas es uno de los mejores para tonificar las piernas. ¡Hazte con una cuerda y a saltar! Además de quemar calorías, tonificarás las piernas y volverás a tu infancia por unos minutos.

Por último, otra forma de reafirmar los músculos se basa en cambiar nuestras rutinas diarias. Olvídate de los ascensores y opta siempre por subir o bajar escaleras.

Y, por supuesto, aprovecha si vas a la playa este verano para dar largos paseos por la arena. No hay nada mejor que hacer ejercicio disfrutando de la brisa del mar.

Tonifica tus brazos con mancuernas I

Como hemos comentado con anterioridad en otros artículos, Lipodieta Diet21a ayuda a reducir la flacidez y mejorar el tono muscular. Por eso, un complemento para tonificar brazos es realizar ejercicios con mancuernas. Esto es muy sencillo, puedes hacerlo en casa con unas mancuernas o, como te explicábamos en el primer post, con paquetes de arroz o azúcar.

Con los ejercicos de mancuernas, podemos tonificar bíceps, tríceps y hombros. Es muy importante que los hombros sean fuertes para poder aguantar los ejercicios de brazos con mancuernas, así que empezaremos por explicaros 3 ejercicios para fortalecer los hombros, a la vez que tonificaremos brazos en general.

Empieza usando un peso de 1kg, progresivamente verás que puedes aumentar el peso de las mancuernas, pero no quieras empezar con 2kg o 2,5kg si no estás acostumbrada, o no podrás completar las repeticiones y te cansarás rápido, viéndote tentada a abandonar estos ejercicios.

Antes de comenzar, una recomendación importante: cuando sujetes las mancuernas, debes hacerlo de forma firme, la muñeca siempre debe estar alineada con el resto del brazo, no dejes que el peso o las repeticiones te cansen y acabes sujetando las mancuernas con la muñeca vencida hacia atrás o podrás lesionarte.

Ejercicio 1
Cómo hacerlo: Ponte de pie, los brazos extendidos a lado y lado de la cadera con la parte interior de la muñeca pegada a la cadera. Sujeta con firmeza las mancuernas y levanta los brazos hasta la altura de los hombros sin rotar la muñeca ni flexionar los codos. Mantén los hombros bajos y no los eleves ni modifiques su postura al hacer los levantamientos. [Ver posición en la foto]
Repeticiones: 2 series de 10 repeticiones

Ejercicio 2
Cómo hacerlo: Sujetando las mancuernas, dobla los codos, pégalos al cuerpo y estíralos hacia adelante de tal forma que las mancuernas queden a la altura de los hombros. Flexiona progresivamente para que vuelvan a quedar doblados y pegados al cuerpo.
Repeticiones: 2 series de 12 repeticiones

Ejercicio 3
Cómo hacerlo: Usa una colchoneta para suelo y túmbate en ella. Coloca el cuerpo hacia el lado derecho y flexiona ligeramente las piernas, colocando una sobre la otra. Pon la mano izquierda detrás de la cabeza (como si fuera una almohada) y con la mano derecha coge la mancuerna con la parte interior de la muñeca mirando hacia el suelo. Estira el brazo hacia delante a ras de suelo (pero sin apoyarte) y comienza a subirlo hasta la altura del hombro sin flexionarlo. Para bajarlo, hazlo en dos tiempos (es decir, como si pararas en medio un segundo antes de seguir bajando hasta ras de suelo).
Repeticiones: 2 series de 8 repeticiones para cada brazo

Sencillo, ¿no te parece? Empieza a realizar estos ejercicios mientras sigues tu dieta y notarás la diferencia en los brazos, no dándole oportunidad de aparecer a la flacidez.