Disfruta del verano haciendo ejercicio

Es normal estar deseando la llegada de las vacaciones para hacer un paréntesis en nuestro día a día, descansar y reponer pilas.

Pero no debemos olvidarnos de que, aún sin cometer excesos, el verano es una de aquellas épocas del año en la cual podemos ver cómo nuestro volumen corporal aumenta debido a que dejamos de practicar deporte, mantenemos una rutina más sedentaria y consumimos más alimentos calóricos (alcohol, helados, comida rápida, etc) que no quemamos durante el día.

shutterstock_156243773Es por ello que os queremos explicar varias propuestas para hacer deporte y quemar ese extra de calorías sin apenas daros cuenta y mientras disfrutáis del verano, ya que muchos de estos ejercicios son típicas acciones de época estival.

A continuación os mostramos algunas de ellas:

  • Nadar: si vas a la playa o a la piscina, normalmente acabarás dándote un chapuzón y nadando un poco. Debes saber que nadar es uno de los deportes con los que más calorías se quema, ya que se calcula que dentro del agua nuestros músculos realizan 5 veces más esfuerzo que fuera de ella. 1 hora nadando, a un ritmo suave, equivale a 500 calorías quemadas.
  • Senderismo: si eres más de paseos bajo los árboles y por caminos forestales, también es un buen momento para eliminar calorías. Caminar por senderos con cambios de desnivel durante 1 hora pueden hacernos eliminar unas 450 calorías.
  • Bicicleta: la bicicleta, además de ser un medio de transporte típico en verano, es una gran aliada para combatir esos pequeños excesos que se van cometiendo casi sin darnos cuenta. Un paseo de 60 minutos pedaleando suponen 350 calorías menos en nuestro cuerpo.

Además de todas estas opciones, si estás visitando a pie un pueblo o ciudad, también estás favoreciendo la eliminación de calorías, ya que mientras tomas fotos o visitas monumentos irás quemando unas 150 calorías por hora.

Desde Lipodieta queremos recordarte que aún estando de vacaciones no debes olvidar hacer una dieta equilibrada y beber mucha agua para mantenerte siempre bien hidratado.

Y un consejo: si a tu botella o botellín de agua le añades Lipodieta D-Tox, te estarás hidratando a la vez que consigues drenar toxinas y eliminar de forma más efectiva los líquidos retenidos por tu cuerpo.

Si has encontrado interesante esta información, te recomendamos este post: http://www.lipodieta.com/blog/hacer-deporte-en-verano-y-con-calor/ en el que encontrarás más información acerca de la práctica del deporte en los meses de verano.

En verano, ¡un buen helado!

Cuando llega la temporada de calor y especialmente el verano, se da por empezada oficialmente la temporada de helados. Y es que comer helados en verano es un capricho al alcance de todos, tanto niños como adultos, y aunque hoy en día los podemos comer en cualquier época del año, gracias a su poder refrescante, son estos los meses en los que más helado se consume en nuestro país.

A la hora de comernos un apetecible helado debemos tener en cuenta todo lo que le aportará a nuestro organismo; saludable y perjudicial prácticamente a partes iguales.

Helado de frutasSi durante el verano solemos realizar una vida más bien sedentaria, debemos tener presente que los helados son una fuente elevada de carbohidratos. Nos aportarán energía pero deberemos quemarla, por ejemplo, dando largos paseos, nadando, haciendo ejercicio en casa o en el gimnasio, etc.

Además de los carbohidratos, los helados son ricos en grasas saturadas, azúcares y lactosa, que si las consumimos en altas cantidades pueden afectarnos al colesterol aumentándolo sustancialmente.

Especial cuidado deben tener todas aquellas personas intolerantes a la lactosa ya que la gran mayoría de los helados está elaborado a base de lactosa, lo cual puede provocarnos malestar y problemas digestivos.

¡Pero no todo es perjudicial!

Los helados son una fuente de minerales, con un alto contenido en calcio y fósforo, algo que ayudará al mantenimiento de nuestros huesos.

También contienen muchas vitaminas, entre las que podemos encontrar del tipo A, C, D y E ademas de la vitamina K que es muy importante para la salud de nuestra sangre.

Para intentar minimizar los contras de comer helado, os damos una serie de consejos:

  • Sabores con frutas: la mayoría de helados que contienen frutas (mango, fresa, plátano, limón o coco, entre otros) engordan mucho menos que los formados a base de chocolate y otros dulces. Así que intentaremos elegir sabores frutales.
  • Naturales, mucho mejor: son muchas las heladerías que ofrecen helados elaborados de forma artesanal y natural, sin aditivos ni sabores artificiales. Este tipo de helado engorda muchísimo menos que los elaborados y envasados en fábricas.
  • Helado pequeño, dos veces bueno: no es necesario comerse el helado más grande de la heladería. Si los tomamos en pequeñas cantidades el volumen de calorías que acabará en nuestro cuerpo será mucho más reducido y aún así seguiremos disfrutando de este apetecible manjar.
  • Hecho en casa: hay infinidad de recetas para hacer helados de manera casera y en apenas 10 minutos. Podremos hacerlos de nuestro sabor favorito (sin olvidarnos de las frutas) y nos estaremos asegurando al 100% que está libres de aditivos, colorantes y conservantes, algo beneficioso para nuestro organismo.

Desde Lipodieta queremos que disfrutes al máximo del verano sin excesos y sin poner en riesgo tu salud.

Si deseas información puedes ponerte en contacto con nosotros haciendo clic aquí.

Cómo eliminar el peso ganado tras las Navidades

Durante las fiestas navideñas, seguro que habrás comido más de la cuenta o quizás hayas ingerido alimentos que engordan y al pesarte… has ganado algún kilo.

Pues bien, si es tu caso, no te pongas nervios@ ni te obsesiones con el peso. Ahora es el momento de cumplir con el eterno propósito y empezar una vida sana.

Con el método Lipodieta, conseguirás bajar peso de forma rápida, sana y bajo estricto control médico.

Con nuestro método no pasarás hambre mientras realizas el tratamiento, ya que no sustituyes comidas, sino que las complementas con Lipodieta Diet21a. Esto convierte el método Lipodieta en el tratamiento ideal para lograr perder peso sin sufrir la ansiedad provocada por el hambre.

peso_navidadCon el método Lipodieta, todo son beneficios:

  • Se realiza bajo supervisión médica.
  • Garantizada la rápida pérdida de peso.
  • No provoca flacidez.
  • Olvídate del efecto yoyo o rebote.
  • Personalización total del programa a seguir.
  • Elimina celulítis.
  • Sin necesidad de sustituir comidas.

Puedes localizar a tu médico profesional más cercano gracias al motor de búsqueda que incorpora nuestra web, haciendo clic aquí. Recuerda que el método Lipodieta es un tratamiento médico y debe estar supervisado estrictamente por un profesional médico.

El método Lipodieta también lo puedes complementar con Lipodieta Svelt, que ayuda a combatir la grasa localizada actuando directamente sobre ella e impidiend que se vuelva a formar. Con Lipodieta Svelt, además, contribuirás a eliminar los michelines y las famosas cartucheras.

Puedes adquirir Lipodieta Svelt directamente desde nuestra página web sin receta médica, haciendo clic aquí.

Como cualquier dieta equilibrada, deberemos acompañarla de ejercicio. Caminar y/o pasear, harán que nuestra dieta sea mucho más efectiva. Si no puedes apuntarte al gimnasio, recuerda que puedes realizar ejercicio directamente desde el salón de casa siguiendo los consejos que te ofrecemos en nuestro blog.

Esperamos haberte ayudado y ahora… ¡a por un 2015 saludable!

Los beneficios del brócoli

Queremos iniciar una serie en la que hablaremos de las propiedades de distintos alimentos que deben formar parte de nuestra alimentación. Empezamos con una verdura verde, el brócoli.Brócoli

De la familia de las brasicáceas (coliflor, col de Bruselas, repollo, etc.) el brócoli es una verdura ideal en general por todas las propiedades y beneficios que ofrece pero, sobre todo, es una verdura aconsejable para perder peso ya que es un alimento rico en nutrientes y muy bajo en calorías.

Su contenido alto en sales minerales, gracias al agua que contiene, junto con el calcio y la vitamina C que aporta a nuestro organismo, hacen del brócoli un alimento ideal que no puede faltar en nuestra base alimenticia, estemos o no a dieta.

Además, es un alimento ideal para hombres ya que gracias a su alto contenido en zinc ayuda al buen funcionamiento de la próstata. Pero evidentemente también es muy beneficioso para las mujeres, especialmente si están embarazadas, gracias al ácido fólico que aporta y que se hace prácticamente indispensable para las mujeres que pronto serán mamás.

Cabe destacar que el brócoli está muy recomendado para personas que sufren anemia por su gran aporte de hierro además de una gran ayuda a nuestro sistema inmunológico, haciéndolo más resistente a gripes y virus.

La mejor manera para preparar el brócoli es cociéndolo al vapor o hirviéndolo. Debemos lavarlo bajo un chorro de agua pero no ponerlo en remojo ya que se pierden buena parte de sus nutrientes.sopa de brócoli

Lo ideal es que el tiempo de cocción no supere los 5 minutos y una vez hervido puedes conservar el agua restante y tomarla, puesto que contiene valiosos nutrientes. Los expertos recomiendan tomar 3 tazas de caldo de brócoli a la semana, algo que mejorará sustancialmente nuestras defensas y nuestro organismo en general.

Una vez listo, podremos preparar sopas, cremas o ensaladas… ¡riquísimas!

Merluza al horno con verduras

Para todas aquellas personas que hayan terminado el método Lipodieta, o para aquellas que desean cuidarse y comer sano, hoy os vamos a explicar cómo preparar un plato muy sencillo, saludable y suculento a la vez.

Merluza al horno salteado con verduras.

La merluza es un pescado blanco bajo en grasas e indicado especialmente para personas cuyo colesterol deba disminuir.

También está indicada para dietas hipocalóricas y con el objetivo de bajar peso.

Además es un alimento rico en proteínas y vitaminas, sobretodo del tipo B (B1, B2, B3, B9 Y B12), así como rico en ácido fólico y minerales que nuestro organismo necesita.

Para la preparación de este plato para 4 personas necesitaremos:

merluza con verduras– Unas seis rodajas de merluza, o bien una pieza de unos 1.200 gramos.

– Dos dientes de ajo.

– Dos puerros (o una cebolla).

– Un vasito de vino blanco, unos 100 ml.

– Un calabacín.

– Dos zanahorias.

– Dos patatas medianas.

– Unos 50 ml. de aceite de oliva.

También podemos añadir un poco de caldo de pescado y perejil picado por encima de la merluza.

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180°.
  2. Limpiamos la merluza, retirando la cabeza.
  3. Cortamos las zanahorias, los puerros, el calabacín y las patatas en juliana y le añadimos el ajo picado.
  4. Colocamos las verduras en una fuente apta para el horno y añadimos el aceite de oliva por encima.
  5. Colocamos la merluza sobre las verduras y a continuación añadiremos el vino blanco por encima. Opcionalmente también podemos añadir el caldo de pescado y el perejil picado por encima de la merluza.

Una vez el horno esté caliente, introducimos la fuente en el horno y lo dejaremos hornear durante unos 30 minutos, y ¡listo para servir!

Porqué debemos realizar 5 comidas al día

Desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena.

Parecen muchas comidas, pero son las recomendadas y las que nuestro organismo necesita si estamos en una situación de normopeso y no deseamos engordar, sino mantenernos.

Debemos eliminar el ‘’mito’’ de que cuantas más comidas hagamos al día, más grasa acumularemos, pues nada más alejado de la realidad.

blog_5comidas

Si dejamos transcurrir demasiadas horas entre comida y comida, nuestro metabolismo empieza a retener grasas activando un mecanismo de autoprotección en nuestro aparato digestivo el cual, ante una posible falta de alimentos, retendrá toda la grasa que pueda acumular para satisfacer esa carencia alimenticia.

Realizando estas 5 comidas durante el día lograremos ‘’desactivar’’ esa medida de emergencia que adopta nuestro organismo y lograremos a su vez eliminar grasas, mantener una alimentación correcta y adecuada para nuestro día a día y menguar la sensación de hambre aportando a nuestro cuerpo un mayor número de nutrientes.

Tenemos que conocer las cantidades de alimentos que debemos ingerir en cada una de las 5 comidas, siendo el desayuno una de las más importantes del día ya que nos aportará la mayor parte de hidratos de carbono para lograr comenzar el día con la energía que necesitamos.

Tanto para el almuerzo como para la merienda, podemos tomar un sándwich, una pieza de fruta grande, un yogur y/o unas galletas para un aporte de azúcar extra y seguir energizando nuestro organismo.

Para las comidas y las cenas, lo más adecuado son los alimentos ricos en hidratos y calorías como es el caso del pollo, el pescado, el arroz, las ensaladas, verduras, pastas (preferiblemente en las comidas)… evitando el consumo de alimentos con alto contenido de grasas saturadas.

Y no nos olvidemos de los frutos secos, que nos aportarán grasas saludables y nos ayudarán a combatir el colesterol y el envejecimiento de la piel.

En el próximo post, hablaremos de cómo deben ser estas 5 comidas para aquellas personas que están siguiendo el método Lipodieta.

¿Cuántas calorías debo consumir?

Aunque a veces nos preocupamos por saber cuántas calorías contienen los alimentos que vamos a ingerir e incluso omitamos aquellos alimentos con un alto índice calórico, debemos saber que las calorías son necesarias para nuestro organismo. En especial, las necesitan los órganos vitales (corazón, hígado, cerebro y riñones) ya que pueden suponer un 70% del consumo de calorías por parte de nuestro organismo.

Por ejemplo, una acción diaria con la cual nuestro organismo consume calorías es con la digestión después de una comida. Esto puede suponer hasta un 10% de las calorías que nuestro organismo ‘gasta’ al día.

Consumo calóricoA este consumo diario de calorías se le denomina Índice de metabolismo basal. Para poder calcular dicha tasa, deberemos aplicar un cálculo muy sencillo:

Hombres: kg de peso corporal x 24
       Mujeres: kg de peso corporal x 24 × 0,9

Hay que recordar que este cálculo es el gasto energético basal y que nos daría como resultado el mínimo de calorías que deberíamos ingerir al día para alcanzar un balance calórico óptimo para nuestro organismo.

Una vez realizado el cálculo del Índice de metabolismo basal, la fórmula más sencilla y rápida, es sumar un 30% al resultado de la primera fórmula. Lo que nos dará un total aproximado de la cantidad de calorías que nuestro organismo necesitará diariamente.

En el caso de realizar alguna actividad física o deporte, deberemos realizar una nueva suma en el total resultante. Un 10% más en el caso de realizar alguna actividad física moderada (caminar rápido, correr un poco, pasear en bicicleta…) y un 20% más en el caso de realizar deportes más activos (correr, natación, ciclismo por carretera…).